Prótesis dentales

La pérdida de uno o varios dientes puede provocar diversas alteraciones tanto funcionales como estéticas. Por suerte hoy en el mercado existen diferentes maneras de reponer dichas piezas perdidas. Opciones para todos los gustos y posibilidades.

Prótesis dental

Se considera como prótesis dental todos aquellos elementos destinados a sustituir una, varias o la totalidad de piezas dentales que se han perdido por diferentes causas: caries, traumatismos, enfermedad periodontal, degeneración o atrofia de la estructura ósea que los sostiene, etc. Pueden ser fijas (implantes, puentes, coronas o carillas) y removibles (dentaduras postizas totales o parciales). La cuestión es que en todo momento los pacientes puedan mantener la misma funcionalidad que una dentadura normal.

Prótesis fijas

Para poder reparar o sustituir un diente existen varias opciones fijas (que no se quitan). Disponemos desde carillas de porcelana, pasando por fundas, hasta puentes para sustituir más de un diente, con base metálica o porcelánica.

Prótesis removible

Es la sustitución de varios dientes ausentes por medio de aparatos de quitar y poner por parte del paciente para facilitar la higiene oral de ellos. En este grupo podemos incluir las dentaduras mixtas (parte removible y parte fija).

Prótesis sobre implante

Existe en el mercado varias opciones a la hora de sustituir un diente/es. Desde la colocación mediante una funda atornillada o cementada sobre un implante unitario a la rehabilitación de arcadas completas utilizando varios implantes juntos.